Tratando con el viento y granizo

Los operadores de energía fotovoltaica a gran escala se enfrentan a un reto meteorológico importante: el granizo y el viento, que van de la mano. Rara vez las tormentas de granizo van acompañadas de vientos débiles. Esto significa que las plantas fotovoltaicas a gran escala necesitan una protección robusta, duradera y fiable contra estos elementos en tándem.

La NOAA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, emite un aviso de tormenta eléctrica severa a través del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) cuando sus sofisticados sensores descubren granizo de más de una pulgada de diámetro (2,54 cm) junto con vientos iguales o superiores a 58 millas por hora (93 km/h). Estas tormentas eléctricas severas, que producen granizo de gran tamaño y vientos fuertes, pueden producir rápidamente daños similares a los de un tornado.

Estos avisos se producen con frecuencia. Más a menudo de lo que se piensa. Y la NOAA resume la actividad meteorológica anual con increíble detalle.

En 2018, registraron 4.610 episodios de granizo de gran tamaño como parte de sus informes de clima extremo en América del Norte.

Estos factores son importantes para que los operadores de energía fotovoltaica a gran escala tengan en cuenta, ya que las consecuencias del granizo o del viento fuerte pueden devastar las operaciones de la planta. La mitigación del riesgo de clima extremo, esencialmente la prevención de daños a los módulos y a la plataforma del seguidor, requiere una respuesta estratégica eficaz frente al viento como al granizo.

 

Afrontar únicamente uno de ellos es subóptimo

El DuraTrack® HZ v3 de Array es el único seguidor solar del mercado con un sistema de mitigación de la carga de viento totalmente automático y sin fallos que no depende de la posición de defensa activa, los sensores o la electricidad. Esto significa que cuando el tiempo es adverso, la función de viento pasivo gira automáticamente los módulos a la posición más segura para los vientos fuertes, bloqueando los módulos vulnerables en el ángulo de inclinación total. Además, los operadores autorizados del emplazamiento tienen la posibilidad de controlar manualmente toda la planta solar con el software si se requiere una respuesta rápida.

Sorprendentemente, los seguidores solares que dependen de la posición de defensa activa no están diseñados para soportar ráfagas de viento sostenidas en ángulos elevados. Durante los episodios de granizo, los seguidores que dependen de la posición de defensa activa corren un riesgo real de sufrir daños por el viento si intentan colocar los módulos en ángulos elevados.

Mientras que muchos seguidores solares se colocan en ángulos bajos o de 0° durante las condiciones meteorológicas adversas, los ingenieros de Array han colaborado con empresas líderes en ingeniería aerodinámica, como RWDI, para estudiar los efectos del viento extremo y las ventajas de los enfoques dinámicos y flexibles para esta compleja cuestión.

Para obtener más información sobre la mitigación del riesgo del viento, vea nuestro reciente webinar de PV Magazine: Ángulos de inclinación altos o bajos para seguidores de un eje en vientos extremos- un enfoque diferente.

El viento y el granizo suponen una doble amenaza.  Los seguidores solares que colocan los módulos en una orientación plana durante los episodios de viento fuerte, paradójicamente, hacen que los módulos corran el mayor riesgo de sufrir daños a causa del granizo. Dado que la NOAA registró más de 4600 eventos climáticos severos en 2018 con granizo y vientos de más de 58 MPH, una respuesta inflexible y descoordinada a un evento combinado de viento y granizo inevitablemente aumentará el riesgo.

Una gestión inteligente de la planta fotovoltaica requiere una estrategia coherente y alineada de mitigación del riesgo de viento y granizo. Trabajar juntos. Mitigar el riesgo de granizo mientras se aumenta el riesgo de viento es una ecuación para un eventual desastre. Los ingenieros de Array Technologies han diseñado cuidadosamente el DuraTrack HZ v3 para ayudar a reducir el riesgo de todo tipo de condiciones meteorológicas adversas. Probados en el campo durante más de 30 años, con componentes de calidad diseñados pensando en una vida útil de 30 años, los seguidores de Array optimizan el tiempo de actividad y el retorno de la inversión de la planta.

 

La resistencia al granizo requiere la mitigación del viento

El granizo y el viento son socios destructivos. Las compañías de seguros suelen combinar los daños por viento y granizo en la misma póliza y lo hacen porque el granizo y el viento suelen ocurrir al mismo tiempo. Para los operadores de plantas fotovoltaicas, contar con una estrategia sólida y fiable para hacer frente tanto al viento como al granizo es un requisito básico.

Haga click aquí para saber más sobre cómo Array Technologies puede ser su socio de confianza en la energía fotovoltaica y cómo nuestra experiencia en viento y granizo puede ser su ventaja.